viernes, 15 de enero de 2016

Tarta "oficial y caballero"

¿Quién no ha soñado alguna vez de joven, después de ver la película de "Oficial y caballero", que un apuesto hombre vestido de uniforme le levantaba con sus fuertes brazos y le "rescataba" de tu monótona vida?


Carolina encontró a su galante "oficial y caballero" hace 25 años en un Guardia Real español. Qué afortunada, ¿verdad? Por eso sus amigos pensaron que sería una buena idea regalarles para celebrarlo una tarta personalizada con ellos dos modelados en azúcar sentados encima.


La verdad es que nunca me había fijado en el uniforme de la guardia real y tuve que buscar imágenes en Internet. Me pareció una vestimenta muy elegante, con su gorro blanco con la pluma y el escudo, y ese llamativo contraste de colores. ¡Encima cuando lo modelé quedó aun mejor! Como me gustó tanto, decidí añadirle los detalles dorados de medallas y bandas de rango, aunque al parecer me quedé algo escasa con las primeras.


Respecto a ella, la modelé mas bajita que a él aunque no hubiese tanta diferencia, para que el conjunto quedase romántico. Lo complicado fue elegir un color de vestido, pues no quería que quedase demasiado llamativo, y además tenía que combinar con su pareja y el resto de la tarta. Al final opté por un tono pastel, un poco cursi, que quedó muy bonito y acentuó la ternura de las figuras. Me pareció importante no olvidar poner el anillo de boda en su mano derecha, aunque fuese un detalle que no se apreciase demasiado.


El toque final lo di con la postura: Ella tenía que estar sentada sobre él, abrazándole. Sus miradas entrecruzadas y las sonrisas de felicidad festejaban ese aniversario tan especial.


Como se traba de hacer una tarta romántica decidí hornear un bizcocho de frambuesa de color rojo, por supuesto. Las tres capas relleno y el recubierto eran de ganaché de chocolate. También hice un almíbar de frambuesa para potenciar el sabor del bizcocho y equilibrar el dulzor del conjunto.


Respecto a la decoración exterior, forré la tarta con un tono neutro que resaltase las figuras y luego coloque unos corazones en el lateral para darle el matiz “amoroso”. En la parte superior escribí “25 años juntos”. No quería hacer algo muy recargado, las figuras eran lo más importante.


Se de buena fuente que a ella le emocionó mucho verse reflejada en la tarta y él, aunque al principio protestó un poco por la falta de pelo, finalmente reconoció que lo había clavado en el muñeco de azúcar así que guardaron las figuras con mucho cariño y se zamparon la tarta ;)

   Luz Ignesón

Si te ha gustado esta entrada puedes dejarme tu comentario más abajo, será bien recibido :)
Si quieres recibir todas las actualizaciones del blog por e-mail solo tienes que escribir tu dirección de correo electrónico en la pestaña de la columna derecha donde pone suscripción (no hacen falta mas datos).

© [2013-2016] [Be brown, be sweet]
  
Entradas relacionadas: Cómo hacer...

 
   ...un bizcocho perfecto                 topper de un abuelo              tarta aniversario romántico

4 comentarios:

  1. Me encanta esta tarta por todo en conjunto, pero sobre todo por cómo se miran las figuras...me encanta esa mirada!!:)
    Soy Mari Carmen Pérez, de Dulces a medida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii!! quedaron muy tiernos los muñecos. A posteriori la tarta quizá la habría decorado diferente pero los muñecos no los cambiaría ;)

      Eliminar
  2. Me encanta!!!! Me ha traído buenos recuerdos viendo esa peli en el cine con mi primer amor jjjjj

    ResponderEliminar

Gracias por dejar un comentario, prometo leerlo y contestarlo lo antes posible.

Si no consigues que se publique lo que has escrito, házmelo saber mandándome un mensaje (pestaña de la derecha). El formulario de comentarios a veces da problemas y no quiero dejar de leer tu opinión.